LOADING

El amigo del blogger

Generalmente, cuando uno emprende esta cruzada, cuenta solo con uno mismo; bueno, en nuestro caso el uno con el otro. Algunos nos miran un poco extraño, otros nos tildan de locos, y habrá algunos cuantos más que simplemente nos ignorarán. Pero la verdad es que este blog nos ha dado mucho más que vaivenes, pero también nos ha dado amigos, y es por eso que hoy queremos compartir lo que llamaríamos un post un tanto personal.

Como ya les comentábamos a finales de enero, cuando nos embarcamos en este viaje viajábamos solos y entre traspiés y traspiés nos íbamos ayudando mutuamente, pero poco a poco fueron llegando los amigos.

Los primeros que llegaron fueron los de siempre, esos que al enterarse de nuestro proyecto nos ayudaron con apoyos y mimos en nuestra aventura, se hicieron fieles seguidores del blog y nos animaron a continuar.

Después llegaron los virtuales, esos que poco a poco fuimos conociendo a través de las redes, y quienes, sabiéndolo o no, contribuyeron a aumentar nuestras audiencias gracias a sus RT y recomendaciones.

La familia también ha sido un gran apoyo desde siempre, y aunque no entiendan de qué hablamos, qué hacemos y por qué lo hacemos, con sus alabanzas y difusión del contenido nos facilitan el camino.

Los bloggers, aquellos que no conocemos, con los que no hablamos y quizás nunca lleguemos a desvirtualizar, pero que nos sirven de guía y enseñanzas en este viaje.

Los correctores, y que sepan que aquí no hablo de máquinas, páginas o robots, hablo de los de verdad verdad, los de carne y hueso. ¡Sí, existen! Y todos ustedes deberían contar con uno.

No sabíamos qué tan necesario era hasta que apareció y se ha convertido en el mejor de los apoyos que pudimos encontrar, se unió al equipo hace un par de meses atrás y colabora con este blog desde entonces. Se encarga de corregir todos nuestros posts, los dota de sentido y armonía, y por supuesto corrige cualquier otro fallo que haga falta. A Pei, como cariñosamente la llamamos, la podrán encontrar detrás de cada una de las letras de este blog y algunos otros más, pues esa es su labor diaria.

Como saben, es un camino duro, pero poco a poco van apareciendo personas maravillosas que quizás si no fuera por el blog no hubiésemos conocido, y eso recompensa. Algunos te ayudarán, otros te enseñarán, e incluso se convertirán en tus amigos. Lo importante es que sepas agradecer y aprovechar todo lo que cada uno de ellos te aportará, como nosotros lo hemos hecho. Ahora cuéntanos de tus amigos.

Muchas gracias a todos aquellos, quienes desde tu espacio digital, han contribuido con este blog, de una u otra forma. 🙂

[Tweet “¡Hey blogger! ¿Cuantos amigos tienes tu?”]

Imagen: bplanet/freedigitalphotos

You have Successfully Subscribed!

Social Shares

Related Articles

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *