Caemos en ser monótonos.

Muchas veces nuestros artículos parecen versiones de versiones de versiones pero con el mismo contenido solo matizado.

Por eso mismo todas las empresas buscamos diferenciarnos, ofrecer algo genuino e identificable, nuestra propia voz.

Hay sectores más complicados en los que la audiencia está acostumbrada a un tipo de contenido y es lo que busca consumir y por tanto no parece resultar tan sencillo encontrar esa nota diferenciadora, pero al final del post os cuento un caso real de éxito para que veais que solo hay que encontrar la tecla.

Cada vez crece más la tendencia de marca personal, ofrecer humanidad detrás de las marcas, empatía, cercanía y vínculo con el usuario, y precisamente eso es lo que ganamos con el storytelling.

Si nos vamos a nuestra querida wikipedia, nos encontraremos con esta definición:

La narración de historias es el acto de transmitir relatos valiéndose del uso de palabras y/o imágenes, normalmente utilizando la improvisación y distintos adornos estilísticos.

Yo más bien lo definiría como el arte de contar historias para promocionar una marca. Es una de las herramientas más potentes del marketing emocional. Vas a ver por ti mismo porqué.

BENEFICIOS de utilizar storytelling

  • Forma diferenciadora y única de ofrecer contenido
  • Empatía
  • Cercanía y humanidad
  • Explicación de beneficios emocionales de producto/servicio y no características
  • Marketing emocional que vende desde el alma y la verdad
  • Creatividad sin límite
  • Ruptura de reglas para crear el mensaje que te encaje
  • Muestra tu filosofía y valores

Pero, ¿qué es eso del storytelling y cómo lo hago? El storytelling, como te decía,  es una técnica de marketing emocional que consiste en vender (marca, productos y/o servicios) a través de una historia, pero puedes practicarlo de varias formas. Aquí te dejo algunos tips.

Por dónde empezar con storytelling

  1. Quién es el protagonista

– Puedes utilizar tu propia historia. Cómo llegaste a hacer lo que estás haciendo.

– Puedes personalizar uno de tus productos o servicios y contar su historia. Ejemplo: “Se resistía, pero al final me creó. Yo quería tener la piel más suave y un olor más femenino, pero me sentía la muñeca más rockera de la tienda y eso me valía. Todos los demás juguetes me miraban como si…”. Hay personas que quieren construir una barrera entre ellos como persona anónima y su marca, no quieren que se sepa nada personal ni aparecer en fotos, etc. Para ellos, este enfoque puede darles mucho juego sin tener que vender su alma al diablo.

– Puedes centrarte en tu público (Nota en el parabrisas: esto también os puede servir para escribir post testimoniales). Ejemplo: “Aquella mujer acababa de cumplir 31. Caminaba por la vida de puntillas, sin que nadie lo notase. Cuando entró a mi tienda…”

Si os fijáis en publicidad se ha hecho toda la vida, mascotas para la EXPO, Olimpiadas, programas de televisión, relojes… Pero también se contaban historias desde las pinturas rupestres así que ¡será por algo!

Y si te han venido ejemplos a la mente mientras me leíais es porque les recuerdas y seguramente con cariño. En eso consiste el storytelling, en crear un vínculo emocional con el usuario de tal forma que generes recuerdo.

  1. Enfoque y tono: Humor, emoción, miedo, reivindicación. Es importante que encuentres el tono que va más acorde con tu marca.

En mis talleres online y presenciales de marketing emocional propongo un ejercicio para encontrar el valor emocional más beneficioso para la marca y a partir de ahí ramificamos los matices y tonos más directos y eficaces para la comunicación.

Yo por ejemplo tengo 2 tonos destacados: el humor y la reflexión y entre ambos encuentro el equilibrio ideal para que mi público siga sintiéndose cómodo y vinculado a mi marca.

Puedes empezar identificando todas las emociones que quieres generar en tu cliente y también las que te generan ellos a ti cuando finalizas un trabajo con éxito. Eso empezará a darte pistas 🙂

  1. Mensaje: importante y relacionado con lo anterior saber qué queremos transmitir. Pueden ser los beneficios de tu producto o servicio, la forma de realizarlo/fabricarlo, tu filosofía de trabajo… La imaginación al poder. Además siempre puedes recurrir a esto para transmitir nuevos mensajes a tu audiencia.

Mis armas emocionales

Aquí os dejo mi maletín de armas emocionales para que tengáis recursos cuando os pongáis a ello:

– Intenta utilizar el recurso “efecto wow” o “efecto sorpresa”. Yo lo utilizo mucho, empezando la historia de una forma y que haya un giro inesperado al final. Podéis pensar en cómo queréis terminarlo e iros al extremo opuesto para empezar. Son cosas que enganchan bastante y si genera sorpresa, generará recuerdo 

– Al final de la historia, simplemente irá vuestro “sello”. Ejemplo: y vivieron felices y comieron perdices. Ire Martín, mirada publicista y algo más. Dibujandoestrellas.com

– Recurrir a los sentidos (a qué olía, qué sonaba, qué estabas viendo, qué temperatura hacía, qué saboreabas…). Ejemplo: aquel día hacía un calor pegajoso. Le esperaba mientras me tomaba un helado de vainilla que se iba deshaciendo más rápido de lo que me lo tomaba… Nota en el parabrisas: estoy segura de que has reproducido en tu cabeza esa sensación. Eso es lo poderoso del storytelling.Todo eso encuadra la historia y transporta, lo cual hace más sencillo empatizar.

No sé si todo esto te parecerá muy complicado o si has visto claro que es tu forma idea de comunicar. Como todo, llega un momento que todo esto se automatiza y empiezas a pensar y a escribir con toda la estructura ya integrada.

Podéis ver muchos ejemplos de storytelling en los textos de la mayoría de mis fotos de instagram donde lo enfoco a mi marca personal, filosofía y valores empresa.

La semana pasada ha creado un ebook super interesante donde nos enseña cómo seducir a nuestra audiencia y multiplicar nuestra visibilidad sin sufrir en el intento.❤️

Me encantará que me digáis en comentarios si os ha parecido interesante esta técnica y si tenéis suficiente material para empezar o echáis de menos algo más. Esta es mi pequeña y secreta adicción, así que cuéntame.

Ire Martín

Soy Ire Martín, publicista y gestora emocional en Dibujando Estrellas agencia creativa. Mi objetivo es formar y acompañar a emprendedores no convencionales en su tarea de comunicar y promocionarse. Baso mi método en las emociones tanto para generarlas en la audiencia y así aumentar tus ventas sin vender tu alma al diablo, como para gestionar las tuyas propias si están impidiendo dar el salto que necesitas. Especializada en publicidad e inteligencia emocional creativa, puedes seguirme la pista y trabajar conmigo en http://dibujandoestrellas.com

You have Successfully Subscribed!